Blog de psicología y reflexiones para mujeres inquietas. Consejos y reflexiones para padres de adolescentes

viernes, 4 de noviembre de 2016

¿QUE HAGO CON LA HABITACIÓN DE MI HIJO ADOLESCENTE?


CONSEJOS-PSICOLOGICOS-ADOLESCENTES-HABITACIÓN-DESORDENADA




¿Cómo esta la habitación de tu hijo adolescente? Si esta ordenada y limpia, enhorabuena. No, espera tengo otra pregunta, ¿quien la ha ordenado y limpiado? El o ella. Entonces, si enhorabuena, no sigas leyendo este post no es para ti. Pero si has respondido que no, que la habitación de tu hijo es una leonera en la que se puede encontrar las zapatillas de Tutakamon, del tiempo que hace que no ordena o limpia o has respondido que la habitación esta impoluta y perfecta porque tú te encargas de que sea así debo decirte que este post es para ti. Así que te invito a seguir leyendo.


Empecemos, si la habitación de tu hijo adolescente tiene el aspecto de que ha ocurrido un episodio de la segunda guerra mundial en ella la única solución eficaz es cerrar la puerta. Si has leído bien, la solución es cerrar la puerta. Ahora estarás pensando, "así no se soluciona el problema", "no puedo ver como esta, si la abuela o la vecina o mi tía o......... la ven me van a poner verde. Me denuncian a servicios sociales mínimo." Para, si detente y piensa. ¿Quien tiene el problema tú o tu hijo? ¿A quien le molesta la habitación-leonera-sanctasanctórum de tu hijo? A ti. A el poco o nada, ¿cierto?.

Los problemas con la habitación de los hijos suele empezar desde pequeños y se mantienen hasta que se van de casa. El como este la habitación es un problema menor y no merece la pena entablar una guerra por ello. Una guerra que la mayoría de veces lleva a mantener la posición del adolescente con respecto a la habitación como re-afirmación personal. El que la tenga  en ese estado no significa que le guste vivir entre trastos y suciedad, sino que a su edad les gusta sentir que controlan su vida. La mayoría de veces si los dejamos y ven que tu no lo vas a hacer al final ellos mismos acabaran ordenando y limpiando. Tal vez no sea el orden perfecto que tu hubieras establecido, pero si su orden.

Para ayudar a conseguirlo lo primero que podemos hacer es  aceptar que es su problema, así que de verdad si te molesta verlo, cierra la puerta. No, repito, no limpiar y ordenar la habitación, es su habitación, su responsabilidad y su problema. No sermonear, lanzar indirectas o demás, solo servirá para que si había decidido ordenar y limpiar que no lo haga.

¿Qué puedo hacer? Buscar los aspectos positivos que encuentres. Es decir, pasas y ves que hoy ha cerrado los cajones de su cómoda, coméntale lo bien que queda la habitación con la cómoda cerrada. O hoy ha ordenado y recogido la colección de zapatos. "Me gusta lo bien que queda ese rincón con los zapatos ordenados y recogidos. ". Procura que los comentarios sean reales, es decir sobre algo que ha hecho, si ha hecho bien la cama, reconocelo. Que no sean reproches velados y que las felicitaciones no sean demasiado efusivas. Que haya hecho la cama no quiere decir que hagas una fiesta, simplemente reconóceselo.

Otra forma es permitirle que lo decore a su gusto, que lo haga suyo. A veces una mano de pintura hace milagros. De todas formas, no negocies con tu hijo, el cambiar la decoración de su cuarto a cambio de que lo mantenga limpio y ordenado no suele funcionar. Te pongo un ejemplo de como podría ser, para eso recuperamos a María y Pablo.

María: Ya he probado a cerrar la puerta de tu habitación y aunque esta mejor así, preferiría que la limpiaras y ordenaras de vez en cuando.

Pablo: La verdad es que si, esta demasiado desordenada. Pero es que estoy harto de ver ese color en las paredes y la estantería esta rota.

María: Tienes razón necesita una mano de pintura. ¿Cómo sería tu habitación ideal?.

Pablo se emociona y empieza a contarle como sería. Tras un rato de charla, llegan a la conclusión que la habitación ideal es demasiado cara y que por ahora tendrá que esperar. Pero esta fin de semana, irán juntos a comprar pintura y el domingo lo ayudaran a pintar su habitación. También buscaran una estantería nueva. Y ya puestos si la estantería no es muy cara tal vez se pueda cambiar la lampara, si no más adelante.

Tras esto las posibilidades de que Pablo mantenga limpia y ordenada su habitación serán mayores. Además madre e hijo han compartido una charla relajada y tranquila. Y el domingo compartirán un momento en familia pintando la habitación. 

Pero y ¿sí dos hermanos comparten habitación?. Es posible que los dos sean ordenados y limpios, pero lo normal es que haya uno al que le importe la limpieza y el orden y otro para el que no sea su prioridad. Esto llevará a conflictos en los que probablemente te llamarán para que arbitres. Recuerda un padre que acepta arbitrar esta buscándose problemas. Lo más normal es que las discusiones sigan y te arrastren a ellas. Este tema ya lo tratamos en un post sobre las peleas entre hermanos. Te recuerdo: 

  • Procura no hacer de arbitro
  • Decirles que confías en que puedan resolver la situación ellos solos
  • Abandonar la habitación y dejar que lo resuelvan solos 
  • Tened paciencia y sed constantes. La tentación de resolverlo nosotros es muy fuerte, pero recuerda no lo resolverás y te meterás en un problema. 


Para resumir muy rara vez le debe tocar a un padre/madre recoger y ordenar la habitación de su hijo. Un adolescente debe ser responsable de su propio espacio en la casa.




13 comentarios:

  1. Madre mía, me cuesta un horror que recojan y ordenen sus cosas ahora que son pequeños, cuándo sean más mayores va a ser horrible. Veo que los consejos y manera de hablar con adolescentes siguen siendo los mismos que de más pequeños. Creo que voy a ponerlos en practica ahora, a ver si me funciona y podemos conseguir algo....en fin, igual funciona :)

    ResponderEliminar
  2. Paciencia y perseverancia es el secreto. Y no convertirlo en una tragedia, si lo consigues ahora trabajo ya hecho. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Jajajajaja!! Yo todavía no tengo hijos, pero cuando los tenga, que no se esperen que yo vaya a ordenar su cuarto. Eso si, a mi siempre me dicen que seré una buena madre, pero que como me mosqueen, les dejo sin natillas un mes.

    ResponderEliminar
  4. Madre mía, leyendo esto solo pienso en lo que me espera dentro de unos años. Mis hijos ahora son pequeñitos, pero me cuesta horrores que recojan la habitación de los juguetes, así que me imagino cómo será cuando sean adolescentes. Seguiré las pautas que nos dices, aunquende aquí a entonces, jejeje. Aún así yo voy trabajando con ellos estas cosas a ver si les inculco la costumbre de recoger

    ResponderEliminar
  5. Bueno si esto es con un adolescente, imaginar con 5 que son los que yo tengo, en fin yo ya me rendido, si me han ganado, o sea que me queda esperar a que un dia se quedan sin ropa y empiezan en fila india a sacarla a la lavadora y la lavo cuando toca, no cuando ellos quieren, ah lo siento! pero es lo que me hacen ellos a mi, a ver si así cambian. P.D de momento no ha cambiado ninguno.

    ResponderEliminar
  6. Ana si a cambiado tu actitud y tu lo llevas mejor, aceptando que es una batalla menor ya ha cambiado algo. Abrazos y paciencia.

    ResponderEliminar
  7. ¡Uy! ¡Te has metido en un tema! Pues si una cosa nos cuesta a las madres es "no hacer". Y en este caso, quizá es la clave: no hacer por el otro. Gracias por las estrategias.

    ResponderEliminar
  8. Que bueno todos los consejos y que real la situación! mis hijos tienen 9 y 5 añitos, pero si, lo de recoger siempre ha sido un verdadero suplicio... asi que cuando llegue la adolescencia... no se yo... jajaja
    Gracias por toda la info!
    Un besito y feliz semana

    ResponderEliminar
  9. El mio acaba de cumplir 3 años y ahora recoger y limpiar, aspirar, etc es su pasión... pero porque lo ve como un juego, o como esas cosas chachis que hace mamá. Pero sé que llegara el día que ocurra lo contrario y yo tenga que desquiciarme con el tema, así que me ha gustado mucho leerte, y leer tus consejos que fijo que necesitaré pronto...Un besote guapa

    ResponderEliminar
  10. Este es el gran tema. Con lo que nos gusta tener la casa ordenadita y cuando entras en la habitación de los niños te dan ganas de cerrar e irte corriendo... Además los míos duermen todos juntos y que esté todo ordenado es muuuuy difícil. Pero nosotros hemos llegado a la conclusión de que tienen que hacerlo ellos, a veces necesitan un empujoncito o un incentivo pero han de tomar conciencia! Y poco a poco lo van haciendo mejor. No hay que desesperar pero hay que ser constante :-)

    ResponderEliminar
  11. Consejos muy certeros, por supuesto.

    Personalmente me molesta una habitación desordenada hasta el extremo de echar una señora reprimenda al nene, con castigo incluido.

    Últimamente estoy consiguiendo que la ordene, no como a mi me gustaría, pero bueno, la ordena.

    Problema: a los tres días vuelve a estar la habitación igual que la cochiquera de Adán!!!!!!!

    ResponderEliminar
  12. En mi casa había unas reglas, con las cuales no estaba muy conforme, pero era la siguiente:
    1º Cada uno hacia la cama diariamente al levantarse, esto no siempre era así, sobre todo porque mis hermanos se distraían por cualquier cosa, y los fines de semana eran peor.
    2º Los sábados eran día de limpieza y me tocaba a mí, la chica y la mayor, cambiar las sábanas de las camas, barrer, limpiar el polvo y fregar. Por lo que mis hermanos tenían que haber recogido antes, que en la mayoría de las veces no ocurría.
    De esta manera, colaborábamos en casa y mi madre no se encargaba de nuestras habitaciones.
    Creo que es un tema complicado y que se tiene que tener paciencia para afrontarlo, pero no hay que desesperar. Un beso guapa!!

    ResponderEliminar
  13. Aun no tengo hijos adolescentes pero ya intento que tenga responsabilida sobre su cuarto, y lo mantendre asi porque creo que es la unica forma de que lo incorpore a su rutina. No es mas limpio el que mas limpia, sino el que menos ensucia.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.

Copyright © El diario de las dudas.

Designed by ScreenWritersArena