Blog de psicología y reflexiones para mujeres inquietas. Consejos y reflexiones para padres de adolescentes

miércoles, 7 de septiembre de 2016

DEL COLE AL INSTI. ÉPOCA DE CAMBIOS

consejos-cambio-cole-insti-psicologia



Llega septiembre y con el la vuelta al cole, pero no todos vuelven al cole, cientos de estudiantes empiezan en el instituto. Después de vivir mil y una experiencia en el cole llega el momento del cambio, nuevo centro, nuevos compañeros, nuevos profesores, etc. Además todos estos cambios van a coincidir con la adolescencia, otra época de cambio.

¿Recordáis los nervios del primer día?.  Yo si, recuerdo ese primer día. ¿Con que compañeros caería, que profesores, habrá novatadas?. Pero ellos no son los únicos preocupados por el cambio, los padres también están preocupados, ¿como lo llevarán, con quien se juntaran,.....? Vamos a ver algunos consejos para llevar mejor este nuevo camino y poder acompañarlos en esta nueva etapa de su vida, una etapa que va más allá de la escolarización, que coincide con nuevos amigos, mayor independencia, cambios en sus cuerpos,.....

Aunque en el colegio suelen hablar con ellos y se organizan visitas al centro, los padres debemos hablar con ellos sobre los cambios que van a encontrar (nuevos compañeros, nuevos horarios, nuevos profesores,  nuevo centro,.....). Si ya se que entran en una época que es difícil hablar con ellos, pero el mantener una charla sobre esta etapa que se abre, sin ser pesados les hará saber que también pueden contar con vosotros en ella. Esta etapa tan importante para su futuro.

Es importante recoger información por parte de los padres sobre el nuevo centro. Si cuando nos vamos de vacaciones, buscamos información sobre el lugar donde vamos, como no informarnos del centro donde nuestros hijos van a estar horas, donde lo van a formar para su futuro como personas y como estudiantes.

Estar en contacto con el tutor del centro, al igual que en primaria es la persona de referencia, nuestro principal contacto con el centro. Este contacto nos permitirá conocer la evolución y al principio la adaptación de nuestro hijo al nuevo centro. También es importante informales de cualquier problema que detectemos en casa y que consideremos importantes notificar.

La comunicación con los hijos durante esta etapa es importante para su buen desarrollo y para transmitirles la seguridad que necesitan en este edad en la que grado de madurez aumenta, así como su nivel de libertad pero también de responsabilidades. Es importante que aprendan que a mayor libertad mayor responsabilidad. Esto debemos respetarlo. Os confieso que conforme escribo recuerdo la frase "una gran poder conlleva una gran responsabilidad" y que mayor poder que la libertad. Ayúdale a conocer sus derechos y deberes, recuerda no solo es una época de derechos o deberes, uno va de la mano del otro.


cambio-adolescencia-autonomia


Facilitarles el estudio, proporcionarles un lugar tranquilo donde se puedan concentrar, que vayan adquiriendo buenos hábitos de trabajo y estudio desde el primer año facilitará su paso por esta etapa en la que el esfuerzo es mayor.

Motivarles y valorar el esfuerzo realizado tanto en un examen como durante un trimestre le ayudará a sentir que el trabajo merece la pena. Poneros en su piel,  os esforzabais en una asignatura especialmente dura para vosotros y sacáis un ocho, para vosotros era lo más pero si al llegar a casa vuestros padres os decían "solo un ocho, podías tener un diez si te esforzarás más", ¿como os sentiríais? ¿os esforzarais de la misma manera la próxima vez?. Recordad hay que valorar su esfuerzo y motivarles, así mismo es importante ser positivo ante el fracaso académico y  buscar soluciones antes que castigos y reproches.

No solo es importante motivarles, hablar con ellos o conocer el centro también hay que cuidar su alimentación y horas de sueño. Un chico que no descansa lo suficiente y no lleva una alimentación sana no podrá rendir de igual manera que si lo hace. Mente y cuerpo están íntimamente unidos, si no los cuidamos a ambos no rendirán al 100%.

Además de todo esto el conocer la nueva etapa en la que entra tu hijo y a nuestro hijo. La entrada al instituto coincide con la adolescencia, esa etapa de transición entre la niñez y la edad adulta. Una etapa llena de cambios físicos, psicológicos y sociales. Pero esto merece un post solo para el.

Además de todo lo hablado es importante respetar le etapa evolutiva en la que se encuentra, dejarles crecer y hacerse independiente. Respetar sus silencios, su independencia, que los enfrentamientos no obedecen a falta de respeto sino más bien a la necesidad de autoafirmarse. La importancia su grupo de amigos.

Es importante ayudarles a encontrar una manera autónomo de trabajo intelectual. Es posible que les resulte difícil organizarse, centrarse en la tarea, adquirir nuevos hábitos. Debemos ayudarles con tacto y firmeza.

Resumiendo ante esta nueva etapa debemos primero conocer el centro donde realizara nuestro hijo los estudios de secundaria, ponerse en contacto con el tutor y asistir a las reuniones que tengamos con él. Ayudarlo a tener su lugar de trabajo y estudio, motivarles y valorar su esfuerzo. Procurar que la comunicación con el sea lo más fluida posible. Cuidar que este bien alimentado y descansado. Y recordar durante esta época vuestro hijo esta en plena evolución, buscando su identidad y reclamando más independencia, la mayoría de enfrentamientos con el no tomarlo como algo persona, "mi niño ya no me quiere", si no como lo que es una necesidad de autoafirmarse y encontrar su yo. Apoyarlo, motivarlo y tener paciencia, mucha paciencia. Se aconseja de vez en cuando irse a un lugar apartado y pegar un grito, para descargar frustración :) .

Nueva etapa, nuevos retos para todos, pero trabajando juntos se sobrevive tanto al instituto como a la adolescencia.


BLOG-PSICOLOGIA-ADOLESCENTES






10 comentarios:

  1. Tienes razón en todo lo que planteas, es mucho más fácil ponerte en la piel de tu hijo, cuando tú has vivido una experiencia similar. Inculcarles la necesidad de esforzarse para obtener buenos resultados, apoyarlos si flojean en alguna asignatura, premiar sus resultados positivos..... Todo eso está muy bien. Pero (siempre hay un pero), ...cuando su educación depende también de otra persona que lo premia sin motivo, se conforma con un simple aprobado para salir del paso y otras cosas...., qué haces ante eso?. Qué haces?. Yo sinceramente, no lo se.

    ResponderEliminar
  2. ¡Holaaa Mariló! uffff qué difícil se me hizo el cambio a mi,y eso que hice Octavo,jajaja,y ya pasé más grandecita,pero es verdad que es un cambio muy grande porque además tú estás cambiando,y son muhcas cosas,todo se hace un mundo,y no todo el mundo sabe qué hacer.
    Desde luego tus consejos son estupendos,ojalá muchos padres los sigan y los pongan en práctica porque hacen mucha falta,es una etapa de mucho silencio y mucho portazo también,jajaja,y hace falta serenidad,naturalidad y paciencia.
    Genial tu post,siempre haces pensar,qué alegría,jajaja
    Muchos besos! :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Mariló!

    La verdad es que has tratado un tema muy, muy importante porque cualquier cambio por mínimo que sea tanto en niños como en adolescentes puede ser crucial para su futuro.
    Yo he estudiado fuera de España y en diferentes países por lo que sé muy bien lo que son los cambios continuos, aunque a la larga te acostumbras a todo y eso te hace fuerte.
    Afortunadamente hoy en día veo que los padres se están implicando más en los estudios de sus hijos, gracias a las tutorías y recomendaciones de maestros y psicólogos.
    Me ha gustado mucho eso del poder que te da la libertad, pero como todo es también una responsabilidad tremenda que hay que saber enseñar a los niños de ahora.

    Un gusto leerte. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por vuestros comentarios, es una época tan cargada de cambios que a veces es difícil tanto para padres como para los adolescentes. Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Muy bonita e inteligente reflexión, creo que es muy importante meditar lo que significa, es un gran cambio en la vida de el adolescente puesto que muchas veces supone una ruptura con lo conocido y puede generar un poco de inestabilidad.
    En el trabajo el año pasado tuve una compañera que lo pasó muy mal porque su hija no acababa de adpatarse y dió un bajón en todos los sentidos dado que le supuso un cambio de pueblo para ir a un instituto mejor, mañana la paso el atículo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Aún recuerdo mi paso del colegio al instituto, lo que la verdad en mi caso fue fácil puesto que siempre he sido muy sociable y contaba con el respaldo de mi hermana (por si acaso) puesto que ella ya estaba estudiando en el mismo instituto.
    Yo aún no soy madre, pero creo que cuando me encuentre en esta tesitura (que espero encontrarme) los consejos que nos aportas hoy van a ser unos pilares fundamentales.
    Es importante que los padres, como bien dices, se impliquen en la vida de los hijos, y les ayuden cuando se encuentren en épocas de cambios tan grandes como es el paso del colegio al instituto.
    Genial artículo ^_^
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Cierto que los padres deberían estar atentos a todos estos cambios y novedades. Las reuniones con tutores, reuniones de familias, etc son fundamentales. Además de hablar con los hijos, aunque, como dices, no están en su momento para hablar de sus cosas... La de novedades que conlleva este cambio de la escuela al insti! ES importante acompañarles en este paso.
    Muchos besos!! Helena

    ResponderEliminar
  8. Yo ya he pasado por esa encrucijada en dos ocasiones,y, afortunadamente no me queda ya ninguna más, jajaja, porque vaya tela... Doy fe de que es un proceso complicado en el que el carácter de la persona influye muchísimo también. Para mí no fue lo mismo con mi hijo que con mi hija: él es mucho más reservado y fue una lucha constante intentando ayudarlo y él evitando que "te metieras en su vida"; sin embargo, la niña me hace mucho más partícipe en todo, me consulta, me cuenta y va todo sobre ruedas. Por eso me he sentido tan identificada cuando has dicho que no pensemos que nuestros hijos ya no nos quieren, porque es lo primero que se te pasa por la cabeza, acompañado de una gran frustración, cuando te enfrentas a un caso difícil. Por eso apoyo totalmente tu opinión y tus consejos de que nos impliquemos como padres en conocer el centro y a los profesionales que estarán con ellos, y estar al tanto de todo lo que se "cuece" allí, para que no nos vean como enemigos, sino como cómplices. Un placer leerte de nuevo, Mariló. Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Hola Marilo, reflexiones muy acertadas e importantes. Yo recuerdo que pasé del colegio de monjas al instituto, de un ambiente cerrado a uno abierto, los ojos y la mente me hacían chiribitas, buenos tiempos aquellos. Mis hijas no han sufrido ese cambio porque primaria, secundaria y bachiller lo hicieron en un colegio concertado y ya sabemos que en un colegio están más tutelados.

    ResponderEliminar
  10. Los míos aún no están en la e.s.o pero ya tocará y es mucho cambio, sí.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.

Copyright © El diario de las dudas.

Designed by ScreenWritersArena