Blog de psicología y reflexiones para mujeres inquietas. Consejos y reflexiones para padres de adolescentes

jueves, 7 de julio de 2016

ONCE CONSEJOS PARA EVITAR LAS PELEAS ENTRE HERMANOS O COMO SOBREVIVIR AL VERANO








Llego el verano y con él el calor, los días luminosos y largos y sobretodo las vacaciones escolares. Niños en casa con muchas horas por delante, aburriéndose y peleándose. En casa no paran las discusiones, "mamá yo estaba viendo los dibujos", "mamá el hermano se ha comido mi helado",...... os podría estar poniendo ejemplos hasta mañana con tres niños en casa los escucho a menudo. Los padres nos encontramos con que las peleas en verano parecen aumentar y se pueden convertir en un factor de estrés. En  lo único que piensan es en el largo verano y en cuando empieza el colegio otra vez. ¿A alguno de vosotros lectores os pasa?. Yo reconozco que la primera semana sin clase es dura hasta que nos adaptamos al ritmo del verano y se establece un horario que seguir más o menos.

Aquí os dejo unos consejos para conseguir sobrevivir o por lo menos gestionar mejor las peleas y que este verano solo te agobie el calor. Tal vez también os interese leer algunos consejos para no pelear vosotros con ellos. Es importante aprender a gestionar las peleas con vuestros hijos por vosotros y por ellos. 

  • El mejor modelo a seguir eres tú: los niños imitan las conductas que ven en nosotros. Somos su principal modelo de conducta a seguir durante sus primeros años y más adelante seguiremos siendo un referente muy importante, aunque ellos lo nieguen o ignoren. Se honesto contigo mismo y piensa en como gestionas tú tus enfados o la frustración. ¿Qué tipo de conductas ven tus hijos?, ¿qué palabras escuchan cuando estas enfadado?. Ahora observa a tus hijos cuando pelean. ¿Qué tipo de conductas tienen (gritan, insultan, se quejan, rezonga,....?. Si es algo que haces tú proponte cambiarlo, ofreceles otro modelo más constructivo. 
  • Enséñales a expresar sentimientos, aunque sean de enfado, sin discutir y pelear. ¿Cómo podemos conseguir esto? Con nuestro ejemplo, cuando nos enfademos con ellos expresándoles nuestros sentimientos adecuadamente. Y ¿como se hace eso? simplemente se expresan nuestros sentimientos ("estoy muy enfadado porque no me gusta que me falten al respeto") a continuación le decimos lo que vamos a hacer ("voy a calmarme y luego hablaremos"). Cuando ya estés más calmado, vuelves y hablas sobre lo ocurrido así como las decisiones que has tomado al respecto. El dejar un tiempo para calmarnos no quiere decir que aparquemos la situación, simplemente cuando la ira no hable por nosotros tratamos el tema. 
  • Estimula y recompensa la amabilidad: implanta el uso de las "palabras mágicas", ¿cuales son esas palabras? El por favor y gracias. Pedir todo por favor y dar las gracias. Esa cortesía que se suele usar con desconocidos pero que muchas veces olvidamos con los más cercanos. Los primeros en dar ejemplo debemos ser los padres. Al principio tendrás que recordar el uso de las "palabras mágicas" que nos hacen sentir mejor pero con el tiempo se convertirá en un gesto cotidiano dentro de las relaciones familiares.
          Cuando descubras a tus hijos siendo amables (compartiendo sus juguetes, ayudándose,....) felicitales             y señalales lo felices que esta todo la familia cuando eso es así.

  • Alienta la empatía: recuerda la empatía es la capacidad de ponerse en el lugar de otro y compartir sus sentimientos. Cuando un niño lastima a otro o comete un error intenta no empezar a gritar, ni a echar culpas (si ya se es difícil, pero no imposible). En vez de eso vamos a centrar la atención en el niño que ha recibido el golpe o que ha sido "la victima", vamos a empatizar con él. En vez de decir "eso pasa por pelearos" lo sustituimos por "eso debe doler, vamos a hacerle mimos". Alentaremos al otro hermano a consolarlo. 
  • Se afectivo: en las familias en las que se demuestran los sentimientos, en la que los abrazos y besos abundan y en la que no es extraño oír un "te amo"  todos los días, los niños aprenden a cuidarse y respetarse y las peleas bruscas son menos habituales.

Pero y ¿qué hacemos cuando la tormenta a estallado? 

  • Cuando la pelea ya esta en marcha y el niño es pequeño es relativamente sencillo distraer su atención poniendo el foco en otra cosa, por ejemplo algún juego o programa de la tele. 
  • Procura no hacer de arbitro. La tendencia que tenemos todos es esa, yo misma he caído más de una vez en esa costumbre. Preguntas tipo ¿quien ha empezado?, ¿de quien es la culpa?
  • Decirles que confías en que pueden resolver la situación ellos solos. "Estoy segura que sois capaces de resolverlo vosotros solos, no es necesario que intervenga"
  • Cuando sean mayores y durante la discusión  no haya agresión física abandonar la habitación y dejarlos que lo  resuelvan solos. Eso si muy importante primero advertirles que vas a abandonar la habitación ya que "no es necesario que intervenga, vosotros sois capaces de solucionarlo". Eso no quiere decir que no estés atento por si el nivel sube y la agresión física hace acto de presencia. Si eso ocurre hay que pasar al siguiente punto
  • Cuando la situación suponga un riesgo físico separa a  vuestros hijos, cada uno a su habitación o habitaciones distintas. Crear un espacio donde puedan tranquilizarse y poder resolver el problema cuando la ira desaparezca.
  • Tened paciencia y sed constantes. Los cambios no se producen en un día, la mayoría de veces la situación empeora antes de mejorar. También recordad que para aprender muchas veces hay que equivocarse y volveréis a viejos hábitos de vez en cuando, rectificar y seguid adelante con el objetivo marcado.
Con estos consejos espero que el verano sea más llevadero. Recordad el verano es época de vacaciones, para disfrutar nadando, montando en bici, leyendo, visitando lugares y familia. Tiempo para amigos y tiempo para no hacer nada. Los niños necesitan  alternativas de ocio, tener un horario flexible pero horario y el tiempo ocupado en actividades interesantes, no solo en la tv o las consolas, que también debe haber tiempo para ellas. Disfrutad de estos días de sol y luz.

Por cierto si algo de lo que habéis leído os ha gustado os agradeceré que lo compartáis en las redes sociales, puede ser de utilidad para alguien y a mi me haréis infinitamente feliz.





11 comentarios:

  1. Tema peliagudo el de hoy...pero a cualquier edad, sean niños o adolescentes, así que me lo he leido con mucha atención y prometo hacer un esfuerzo sobrehumano para controlar este tipo de situaciones, aunque la paciencia y el autocontrol son difíciles de encontrar cuando estás en medio de un "fregao" de éstos. De cualquier forma, las pautas que has citado son las correctas y las que todos deberíamos seguir, estoy de acuerdo en eso. Fantástico post, Mariló.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Fina López Villalobos, si es complicado y como digo al final muchas veces olvidareis lo de paciencia y autocontrol y explotareis. Es de humanos no somos máquinas, respiramos hondo, pedimos disculpas si es necesario y vuelta a empezar. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante Marilo, en mi caso solo tengo una hija pero son muy comunes las peleas con primos ¡no me libro! Muchas gracias por tus consejos, ¡comparto!

    ResponderEliminar
  4. De esto, de momento me libro porque mi hijo tiene 7 años y su hermana es una bebé de 9 meses,no hay discusiones, claro, si acaso hay conflicto de intereses, jaja, pero si veo a mi alrededor que esto es común, comparto, saludos!

    ResponderEliminar
  5. Bien valen todas estas formas y actitudes de convivencia, no sólo para los niños; me atrevo a pensar que vale en las relaciones familiares hogareñas en general.
    Tenerlo presente ayudaría mucho! Gracias Marilo por vuestros aportes a la vida cotidiana, una manera de acercar a las personas.

    ResponderEliminar
  6. Hola Marilo , soy mayor , soy abuela y me ha tocado torear un poco a mi nieta de cinco y mi nieto de doce por la diferencia de edad más que todo, a pesar de las edades y los diferentes intereses , les sugiero actividades para que participen ambos y se distraigan un rato, por ejemplo hacen casas con sillas y sábanas , en la pizarra cosas de la casa, juegan escondido, juegan armando minecraft, ella no sabe escribir , pero jugamos ahorcado y le pregunto letras . .Claro como no viven juntos , yo le digo que sea amable y tolerante con ella. Excelente las recomendaciones , gracias

    ResponderEliminar
  7. Hola Mariló! qué difícil son estas situaciones,pensaba que hacer de árbitro era lo más adecuado,y mira!
    Si que cuesta cambiar el chip del cole y encontrarse todos en casa,y con cualquier tontería salta la chispa y empiezan las peleas.
    La paciencia y la constancia la tendrían que poner obligadas en el cole,jajaja,es triste pero así seríamos mejores personas,creo yo,ahora cuesta re educarse pero con voluntad todo es posible ;)
    Gracias por este post,es muy recomendable e interesante como todos los tuyos. Un gusto leerte.
    Besos! :)

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola guapa!
    Me "salvo" de eso, es decir, no tengo hijos por lo que gestionar este tipo de cosas me queda aún lejano.
    Pero de todos modos tus conejos los veo coherentes y de mucha utilidad. Vamos un post que deberían leer muchos papis. (Voy a pasárselo a algunos)
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola! La verdad es que son situaciones dificiles imagino, ya que yo no tengo hijos aun, pero me parece muy util todo lo que has dicho, en concreto lo de no ejercer de arbitro y buscar un culpable, que al final siempre es lo que se acaba haciendo.
    Muy buenos consejos, un beso!

    ResponderEliminar
  10. Pues me paso por aquí otra vez para contarte cómo van mis progresos...jajaja. Tengo que confesar que he estado al borde de la explosión nuclear más de una vez, pero he respirado hondo y he empezado a delegar en ellos para que resuelvan sus disputas, y alejarme, y...creo que está empezando a funcionar. De hecho los he pillado alguna vez incluso haciéndose confidencias y confabulándose para darme alguna sorpresa, así que creo que estamos en el buen camino! Gracias otra vez por el post!

    ResponderEliminar
  11. Chapó por tus consejos Mariló. Con mucho gusto te lo comparto.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.

Copyright © El diario de las dudas.

Designed by ScreenWritersArena