Blog de psicología y reflexiones para mujeres inquietas. Consejos y reflexiones para padres de adolescentes

jueves, 7 de abril de 2016

ACOSADOR Y ACOSADO (EL ACOSO ESCOLAR)

perfil-acosador-acosado


Hace unos días escribí un post sobre el acoso escolar y al escribirlo me hacia preguntas sobre el acosador y el acosado. Los principales protagonistas de este drama que ocurre en las aulas con demasiada frecuencia. ¿Qué tipo de niños son?, ¿de que tipo de familia provienen?, ¿motivos? ........ Es decir que perfil tienen.

El agresor. Esta figura me llama mucho la atención, tal vez porque nunca he entendido esa figura que basa su liderazgo en el miedo y en el desprecio de los demás, aunque la triste realidad sea que abundan demasiado tanto en el mundo infantil como en el de los adultos. Y lo peor es que se les admira y a veces se les toma como a modelos. "Fíjate en Fulanito (no pongamos nombres) como se defiende", "como es tan fuerte nadie se atreve a enfrentarse".

Al buscar información sobre su perfil he encontrado información que se contradice entre si. Por ejemplo en algunos estudios tienen bajo rendimiento académico bajo, para otros no. Por eso hay que tener cuidado a la hora de trazar un perfil,  no se esta de acuerdo en muchas de las características  de los acosadores. Por ejemplo la idea de que vienen de un determinado tipo de familias, familias de clase baja o desestructuradas es falsa, nos encontramos a acosadores de  todo tipo de familia. Demasiadas veces provienen de familias con buena posición social.

 Es un niño que busca una posición de liderazgo en el aula, no tiene porque ser en otros sitios por ejemplo en otras actividades extraescolares, pero si en el cole. En contra de lo que podamos pensar no es el malote de la clase ni el que peores notas obtiene.


Qué características tiene:

En contra de lo que podamos pensar no suele ser el malote de la clase ni el que peores notas obtiene. Tiene una personalidad conflictiva, irritable y agresiva. Es impulsivo. Son chicos algo mayores que los demás y físicamente fuertes.

Se perciben a si mismos como lideres, sinceros, con una buena autoestima y ejercen escaso autocontrol en sus relaciones sociales, esto esta asociado a su impulsividad. No son capaces de ponerse en la piel de los demás, escasa empatía. 

El comportamiento en el aula se caracteriza por las salidas de tono, las bromas fuera de lugar e incluso actitudes desafiantes frente a profesores. Esto esta unido a una actitud hacia la escuela negativa.

Perciben su ambiente familiar con cierto grado de conflicto.

No acosan de manera aislada, sino que constituyen una grupo. Basan el liderazgo se ese grupo en el miedo. 

Algunas investigaciones indican que provienen de ambientes familiares permisivos, es decir donde no se les pone limites, donde sus derechos están por encima de los demás. No se les educa en el respeto y la igualdad. Se incentiva la prepotencia.

Aunque el acoso escolar se da en todas las etapas escolares, se produce sobre todo en los últimos cursos de primaria y los primeros de la educación secundaria. El rango de edad en el que más se da son los 11-14 años. Y aunque normalmente se suele dar más entre varones, en la actualidad las tasas en chicas estás subiendo, tristemente según mi opinión.

El que un niño sea acosador no quiere decir que tenga una personalidad conflictiva, solo que su forma de afrontar los conflictos y resolverlos no es la adecuada. Por ese motivo cuando se detecta uno de estos niños hay que trabajar con ellos a nivel familiar y en el colegio para mejora sus habilidades.


El niño acosado, es aquel objeto de las actuaciones del acosador (insultos, menosprecios, empujones, quitarle o romperle objetos,.....). Normalmente son niños más pequeños o por edad o por tamaño que el acosador, para reafirmar su poder. 

Muchas veces son niños que destacan en clase a nivel académico.

Suelen ser niños introvertidos, tímidos, inseguros, con baja autoestima, que difícilmente pueden salir por si mismos de las situaciones, aunque lo hayan intentado. 

Sus habilidades sociales son deficitarias y suelen estar aislados del grupo e incluso rechazado por el, lo que hace más fácil la labor del acosador.

A nivel familiar suelen provenir de familias protectoras. Están muy apegados a sus familias, sobreprotegidos y dependientes.

En casos raros son todo lo contrario, son niños irritantes, que molestan a todos los demás. Por lo que son rechazados por el grupo. Lo que a veces facilita el que se justifique delante de los adultos el acoso. "El se lo ha buscado".

¿Cómo podemos saber si nuestro hijo es acosado o es un acosador? En caso tengamos sospechas. Según Fuensanta Cerezo, autora del libro “La violencia en las aulas: análisis y propuestas de intervención” las señales que nos pueden dar indicaciones son:


  • EL ACOSADOR


Agrede, intimida, etc., también a los hermanos pequeños.

Llora y/o se enfada mucho casi por nada.

Desgana por ir al colegio.

Habla de peleas en las que es el/la agresor/a.

Insulta y amenaza con frecuencia.

Muestra un comportamiento desafiante y agresivo también con adultos.

Muy irascible e incontrolado.

No tolera que le lleven la contraria y no “salirse con la suya”.

Abandono de objetivos académicos.

Forma parte de grupos de iguales que favorecen la violencia y otras conductas disociales como hacer novillos, coquetear con drogas “legales” como el tabaco y el alcohol así como con pastillas, etc.



  • EL ACOSADO


Comentan que se meten con ellos reiteradamente.

Sufren intimidación.

Material maltratado.

Muestras evidentes de lesiones físicas: cuerpo y ropa.

Pérdida de interés por ir al colegio o instituto.

Aislamiento, no comparten experiencias escolares ni sociales.

No llevan compañeros de clase o amigos a casa.

Apenas si tienen un “buen amigo/a”.

No son invitados a fiestas ni tampoco las organizan porque piensan que nadie iría.

Estrategias de evitación al colegio como dolor de cabeza, mareos…

Sufren pesadillas.

Pierden el interés por las tareas académicas.

Se encuentran infelices, tristes, deprimidos…


Una de las formas de prevenir el acoso escolar es enseñando valores a nuestros hijos. Valores como compañerismo, la solidaridad, el apoyo, la ayuda, enseñándoles a ser asertivos, sin ser agresivos en la defensa de sus ideas. 
  Además de  inculcar valores, como padres podemos:


  • Escuchar atentamente a nuestros hijos
  • Como podemos intervenir: cuando hablemos con el decirle que las palabras chivato, soplón, son etiquetas negativas que impiden denunciar lo que esta pasando. Lo realmente valiente es denunciar, tanto si lo sufres como si eres espectador.
  • Trabajar con la escuela. Acudir al centro escolar y denunciar o informar nuestras sospechas. Hablar con el tutor, con el equipo directivo. Buscar una solución positiva. 

 El acabar con el acoso escolar es trabajo de todos, docentes, alumnos, padres y la sociedad en general.


RECUERDA EL CAMINO SE HACE MÁS LIVIANO CON UNA SONRISA


SI TE GUSTA LO QUE LEES  COMPÁRTELO


ME AYUDARÁS A CRECER


GRACIAS


2 comentarios:

  1. Muy buen post,tienes muchísima razón :) Desgraciadamente cada vez son más pero si todos los padres pusieran un poco de su parte seguro que evitarían mas de un tema como este,escuchemos a los niños por favor,os lo dice alguien que aun no es madre pero que si a visto escenas como estas ...

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario, si los padres debemos estar atentos y para prevenir educar en valores, enseñando a respetar a los demás, a ser capaces de ponerse en la piel del otro y aunque no es bueno sobreproteger eso no quiere decir que ignoremos el tema y dejemos que lo resuelvan solos. Un saludo

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.

Copyright © El diario de las dudas.

Designed by ScreenWritersArena