Blog de psicología y reflexiones para mujeres inquietas. Consejos y reflexiones para padres de adolescentes

miércoles, 26 de agosto de 2015

SI, YO TAMBIÉN TENGO TRES HIJOS


HIJOS-EDUCACION




Hace unos días buceando por el mundo blogger descubrí un blog que se llama y de verdad tienes tres. Me divertí bastante leyendo alguna de sus entradas y me sentí bastante identificada con Vanesa, la entrada llamada Verano de 1985, hace 30 años y ¿dónde estabas tú? me trajo muchos recuerdos y la disfrute enormemente. Pero el motivó porque os hablo de este blog es que su nombre me inspiro para escribir esta entrada.

Soy la orgullosa, agotada, furiosa, cariñosa, .......... (no sigo poniendo adjetivos que no acabo esta entrada), madre de tres niños, José de once añazos, Irene con ocho años y Lucia de seis años. Una madre además de todos los adjetivos antes escritos un tanto madura, pero eso es bastante normal en nuestra sociedad, ya que con la incorporación de la mujer al mundo universitario y al mercado laboral, la maternidad llega un poco más tarde. Pero este tema da para otra entrada, ¿no os parece?. Eso de que la mujer se haya incorporado al mundo laboral no me gusta mucho, ya estaba incorporada pero poco reconocidas y limitadas, maestras, criadas, secretarías, campesinas, mineras......llevan mucho tiempo trabajando. Perdonad, me estoy desviando del tema.

Así que como veréis somos una familia numerosa, con todas las ventajas y desventajas de conlleva eso. Cuando leí el nombre del blog, me recordó a cuando nació la pequeña Lucia, el comentario que más oíamos mi marido y yo era "tres hijos, el número ideal, que bonito, vosotros si sois una familia de verdad pero, hay viene el pero, yo no me atrevo, que valientes sois. ¿Cómo podéis con tres?, si yo con uno me vuelvo loco, además casi iguales. ".  No os cuento lo cansados que nos llegamos a sentir con la frase, un poco hartos.

Mis hijos se llevan entre si veintisiete el mayor y la mediana y veintiocho meses las dos niñas. Con las niñas me han preguntado más de una vez si son gemelas. La diferencia es tan poca que el intercambio de ropa es continuo, lo cual de momento no es problema, pero sospecho que cuando llegue la adolescencia va a provocar más de una discusión. Bueno, los problemas de uno en uno y conforme vayan llegando, todavía me queda un poco para eso. Gracias al cielo.

Hace unos días estuve en una tienda comprando unos regalos de cumple y al ir a pagar la dependienta cuando los vio en fila apoyados en el mostrador, además en orden del mayor a la pequeña, hizo la pregunta ¿tres?, ¿los tres son tuyos?, con cara de asombro. Si los tres son míos, mejor dicho nuestros, el padre también tendrá algo que ver, digo yo. Luego viene la segunda parte, y que poco se llevan, en tu casa no os aburrís. La verdad es que no nos aburrimos, el silencio brilla por su ausencia, risas, llantos, peleas, canciones, están llenos de energía. Cuando se duermen no me lo puedo creer, un poquito de silencio, aunque debe reconocer que a veces me duermo yo antes que ellos. A pesar de ser una persona con bastante paciencia y tranquila,  muchas veces esa paciencia y tranquilidad desaparece e incumplo todos los normas y consejos sobre educación. En fin nadie es perfecto. Pues bien se me olvida que se necesitan dos para que haya pelea. Bueno en este caso, cuatro o cinco, si papá esta en casa.

Actualmente, eso de tener familia numerosa se ve como algo raro, somos unos pocos locos, aunque según veo en el cole no somos los únicos. Un hijo, dos como mucho es lo normal. He de decir en honor de la verdad que yo pensaría lo mismo si no tuviera tres. Yo al revés de Vanesa que siempre tuvo claro que deseaban familia numerosa, no es algo que me plantee. Aunque no me arrepiento, todos son maravillosos y únicos.

Cuando llegó la pequeña fue bastante duro.  Aunque cuando no lo es, ¿verdad?. El primero por ser el primero,  el desconocimiento,  los miedos,  los consejos bienintencionados que nos vuelven locas y muchas veces aumentan nuestras inseguridades, etc. El segundo porque aunque ya estáis más preparados conlleva más del doble de trabajo. Mucho más del doble. El tercero, el tercero es el superviviente.  No le queda más remedio que ser más independiente.  Con el primero toda la atención va centrada en él. Luego hay que repartir.  Cuando la pequeña Lucia lloraba para llegar a ella tenia que hacer varias paradas, por pequeñas emergencias que surgían, con uno de cuatro y otra de dos todavía necesitaban mucho a mamá, además los celos les hacían exigir un poco más de ti.  Así que cuando conseguía llegar a ella, la mayoría de veces se había calmado.

Una de las ventajas de ser familia numerosa, es ver como se apoyan y ayudan entre ellos. Se cuidan y protegen entre si.  Aprenden los unos de los otros. Evidentemente se pelean y discuten, pero cuando hay que hacer un frente común lo hacen. También cuidan de mamá, cuando no me encuentro bien pasan a ser los más responsables, recogen sin que haya que recordarselo, me ayudan y me miman.

Antes os he comentado que una de las frases que utilizaban era que el número tres es el número ideal para una familia. La verdad es que no creo que exista un número ideal de hijos. El número ideal de hijos depende de cada familia. Para unos sera uno para otros será cuatro, dependerá de las circunstancias de cada familia. En nuestra sociedad hay mucho modelos de familia, monoparentales, numerosas, sin hijos, con dos papás o dos mamás,  todos ellos respetables. Lo importante de una familia es estar juntos, crear un proyecto común. Yo solo sé que no cambio a ninguno de mis pequeños piratas. ¿Y vosotros que tipo de familia sois?


tres-hijos



Espero que os guste esta pequeña entrada, un poquito más personal y que os permita conocerme mejor. Todas las fotos que he puesto son de mi familia, no me gusta mucho poner a los niños en las redes sociales y más después de la experiencia con wallmart, así que prefiero que no se vean muy bien. Espero lo comprendáis. 



RECUERDA EL CAMINO SE HACE MÁS LIVIANO CON UNA SONRISA




10 comentarios:

  1. Madre mía Mariló, llorando estoy :-p. Soy una mamá de dos peques de casi 4 y 2, con dudas de si buscar el tercero. Me encantan los niños y aunque como bien dices, hay veces que te saltas toooodo lo que defiendes relacionado con la educación, pues son geniales e increíbles. He preguntado a alguna mamá más de tres peques, porque por un lado me encantaría tener uno más, pero por otro me asusta el tema de celos, de si ya voy loca con dos como podré llegar a tres y también el tema económico, que realmente en los tiempos que corren, no es poca cosa. La verdad es que si, yo todavía no tengo el tercero y solo comentarlo, me dicen que estoy loca, que vaya valiente, que cómo lo vamos a hacer... mil cosas. Pero disfruto con los niños y esa es la verdad.
    Gracias por una entrada tan sincera y tan bonita. Me ha encantado.
    No sois unos locos, tenéis mucho cariño para repartir :-p.

    ResponderEliminar
  2. +Aventuras Menudas Muchas gracias a ti. He tenido problemas con los comentarios y acabo de leer este con detenimiento, así que disculpa la tardanza. Yo me lo pase fatal con los celos y la mamitis. Desde luego que la tercera es la superviviente. Si es lo que queréis, ánimos, somos bastantes los locos por ahí. Y verlos jugar y apoyarse el uno al otro te llena. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola bonita!
    Encantada de conocerte un poco más, bueno a ti y a tu familia ^_^
    Supongo que debe ser un "trabajo duro" criar a 3 hijos, digo duro y ojo lo escribo entre comillas, porque creo que esto sí que es una de esas cosas que te compensa no al 100% sino al 1000% en todos los sentidos.
    Yo no soy mami.. aún, pero me encantaría tener, como siempre digo, un pequeño rebaño de minis yo jaaaajajaja (indiferente que sean niños o niñas). Pero bueno, de momento como no aparece el príncipe azul, se queda como proyecto de futuro, porque sin duda, aunque sea sola, la experiencia de ser mami no me la quiero perder por nada del mundo.
    Un besote cielo

    ResponderEliminar
  4. +mi meta tu salud muchas gracias por tu comentario. Me alegra te haya gustado. Si la verdad es que sea agotador compensan con un simple beso o abrazo. Seguro que algún día tienes algún mini-yo por ahí, aunque te advierto que lo de mini les dura poco y enseguida son más grandes que tu. Por cierto, cuando te aburras te puedes venir a entretenerte un ratito. ;)
    Un beso y un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Marilo yo tb tengo 3. Se llevan menos tiempo entre ellos y son más pequeños q los tuyos,5,4 y 15 meses, así que imaginate. Suscribo todo lo que dices. Los comentarios cansinos. Somos familias normales ni más valientes ni más locas q otras. Y si q estamos entretenidas. Pero como tu dices cuando se juntan para hacer algo bien son estupendos. Muchas gracias por expresar lo q muchas pensamos. Un saludo de una gran familia a otra gran familia.

    ResponderEliminar
  6. Mil gracias por tu comentario. La verdad es que cuando son tan pequeños absorben muchísimo animo que se sobrevive :). Ha sido un placer hablar de mi propia experiencia y me alegra ver que no soy la única. Un abrazo de familia numerosa a familia numerosa.

    ResponderEliminar
  7. Hola Marilo, que bella entrada, yo tambien tengo 3, y son varones los 3, y ya jóvenes adultos, uno casado y los otros dos con novia, (y soy también abuela de uno).
    Al principio siempre me la pasé súper ocupada, tanto, que no me di cuenta de lo rápido que crecieron.
    Buenos recuerdos?, si, por supuesto, muchos y de todo tipo, cuántas aventuras vivimos juntos y qué lindas memorias tengo el día de hoy de cada uno de ellos y de los 3 juntos!

    ResponderEliminar
  8. Pero bueno, ¿cómo no había tenido yo conocimiento de este post??? Mil gracias por la mención, ni te imaginas la ilusión que me ha hecho. Pero es que es cierto y verdad, aún hoy me sigue diciendo lo de si tengo tres, qué valiente, etc, etc...Y sí, no es habitual pero tampoco es raro. Es una locura divertida, incompatible con la conciliación en mi caso pero de la que no me arrepiento ni por un segundo.Un beso enorme

    ResponderEliminar
  9. Mariló! Elegir ser madre no es una elección numérica, aunque los números tienen lo suyo en la vida práctica. A mí, personalmente, me habría encantado tener una hermana, además de mi hermano pero no fue... así que me imagino que tus hijos disfrutan de ser hermanos y ustedes del silencio que hacen cuando duermen, porque es un silencio que se disfruta sabiendo que a la mañana, todo va a volver a ser igual. Besos!

    ResponderEliminar
  10. Siempre me han gustado las familias numerosas, la mía lo era. Somos cuatro, tres chicas y un chico. Yo soy la pequeña de los cuatro y coincido contigo en que los pequeños tienen que espabilarse antes que el resto. Tener hermanos es un regalo que hay que valorar y disfrutar. Cuando murió mi padre nos convertimos en una piña. A veces pienso lo difícil que hubiese sido todo si nos hubiésemos quedado solas mi madre y yo. Por lo demás, me encantaría tener más hijos pero no sé si ampliaremos la familia más adelante o no. No me gustaría que el Vikingo fuese hijo único pero pienso en un nuevo embarazo y se me quitan las ganas. Me ha encantado conocerte un poquito más. Un beso enorme.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.

Copyright © El diario de las dudas.

Designed by ScreenWritersArena