Blog de psicología y reflexiones para mujeres inquietas. Consejos y reflexiones para padres de adolescentes

miércoles, 28 de enero de 2015

CINCO CONSEJOS BASICOS PARA NO PELEAR CON NUESTROS HIJOS

CONFLICTOS-PADRES-HIJOS



En estos momentos estoy intentando escribir esta entrada mientras mis hijos hacen sus deberes. Y sabéis
¿estoy a punto de explotar?, se interrumpen uno al otro, vienen con preguntas continuamente y mi concentración desaparece,....Supongo que la situación os suena. Respiro hondo y recuerdo una de la primeras reglas que todo padre debe tener en cuenta, se necesitan dos para que haya pelea.

Cuantas veces nos hemos visto involucrados en una pelea con nuestros hijos, por ejemplo nuestro hijo nos monta una rabieta en el super porque no le compramos la bolsa de chuches que nos ha pedido, empieza a llorar y a gritar, empezamos a ponernos nerviosos, pensamientos del tipo que pensaran de mi los demás, este niño no va a poder más que yo, etc. Acabamos montando en cólera,  perdiendo los nervios y entramos en la batalla con toda la artillería. A todos nos ha pasado, en casa, en el parque, en el super...... ¿Verdad?
Cuantas veces nos da la impresión que la educación de los hijos es una batalla continua. Una guerra en la que ponemos toda la artillería y que la mayoría de veces tenemos la impresión de perder.

Hablare de algunos consejos que nos puedan ayudar en estas situaciones.

1. Como he dicho anteriormente dos no pelean si uno no quiere, recordar que en el momento que perdamos los nervios,  y empecemos con los gritos y amenazas hemos perdido la batalla. Cuantas veces ante un niño chillón y desafiante hemos perdido los nervios y al final olvidamos porque empezo la discusión. Al final es más importante el quien gana.
Son peleas debilitantes, que atentan contra la autoestima, propia y del niño. Y ante todo, recuerda pueden ser evitadas.

2. El descuerdo es normal, el conflicto es normal entre padre e hijos. Mientras haya individuos pensantes habrá diferencias de opiniones, y eso es positivo. ¿Como sería el mundo si todos fuéramos iguales?. Nuestros hijos no son extensiones de nosotros, tienen sus propios pensamientos, ideas, necesidades, sentimientos, etc y conforme se vayan haciendo mayores más lo demostrarán. Nuestra obligación es educarlos y amarlos, no amaestrarlos.

3. Es importante reconocer un problema y atajarlo en ese momento. Hay dos formas de solucionarlo, de forma constructiva o de forma destructiva.  La segunda forma afecta a la autoestima, limita el desarrollo de nuestro potencial e inhibe la evolución personal. Además del enorme desgaste de energía que nos supone a todos. La forma constructiva aumenta la autoestima, fomente le evolución personal .
Pongamos un ejemplo, imaginad que es noche de cine en familia, las palomitas están preparadas y tenemos varias películas para elegir, cada niño quiere ver una distinta y comienzan las discusión, antes de que el nivel aumente es una magnifica oportunidad para enseñar a sus hijos a negociar, propongales una negociación en familia, buscar una película que apetezca a todos ver. Se tardará un poco más en empezar la sesión, pero no habrá peleas, aprenderemos algo nuevo y todos quedaremos satisfechos.

4. Concéntrese en la batallas que realmente sea importante ganar, a veces montamos una verdadera batalla campal por pequeñas cosas que no tienen importancia. ¿Es realmente necesario estar todo el día con "el fusil" puesto?. Un ejemplo, esta noche Pepe no quiere tomarse su ensalada, y decidimos obligarlo a comérsela, empezamos con buenas formas, le recordamos la importancia de la verduras, que hay que comer de todo, le ofrecemos quitar el tomate, pero que tome la lechuga, el niño no quiere, nosotros cada vez nos vamos enfadando más, hasta que al final sacamos el fusil y la guerra empieza. Realmente merece la pena ¿por que una noche no quiera ensalada?. Hay otros medios para conseguir que coma verduras, pero ya los pondremos en práctica otra noche que todos estemos más relajados. ¿No os parece?

5. Los padres no soportamos muchas veces que nuestros hijos nos desafíen.  Muchos crecemos pensando que los buenos padres lo controlan siempre los actos y conductas de sus hijos. El sentimiento de impotencia que nos invade cuando esto ocurre nos hace  ponernos a la defensiva.  Recuerde que su hijo lo desafié no significa que es un fracaso como padre. Es normal que entre los dos y los seis años los niños y en la adolescencia desafíen a sus padres, es una conducta evolutiva normal. Es una forma de reafirmar su personalidad, hay que aprender a sobrellevarla. Esto seria un tema para tratar con más detenimiento en otra entrada.

Al igual que para que haya guerra se necesitan dos contrincantes, para que haya pelea se necesitan dos. Si nos retiramos y quedarnos al margen, dejar de picar esté se encontrará sin contrincante. Si ya se que no es fácil dejarse arrastrar por el momento, por los miedos, por el enfado, por el desafió. Todos llegado un momento lo hemos hecho y nos hemos comportado como otro niño más. Pero ya el ser consciente de la situación es un paso adelante y el recordar que somos el adulto es importante.

Estos son solo los principios básicos que hay que seguir para conseguir ir mejorando nuestro papel como padres y nuestra relación con nuestros hijos. Espero que os sea útil.

Recuerda se necesitan dos para que haya pelea y nuestro papel es

el de adulto.


niño-enfadado


Conseguí terminarla gracias haber recordado lo que nos dice el título y os aseguro que no ha sido fácil mantener el papel de adulto. ^-^



RECUERDA EL CAMINO SE HACE MÁS LIVIANO CON UNA SONRISA


SI TE GUSTA LO QUE LEES  COMPÁRTELO


ME AYUDARÁS A CRECER

GRACIAS

4 comentarios:

  1. Muchas gracias por los consejos. Qué difícil es mantener la calma en plena rabieta!

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti A Ponernos Guapas. Realmente es complicado mantenernos en nuestro papel cuando hay rabieta. Recuerdo un anuncio en el que la madre armaba una rabieta preventiva en el super ante lo sorpresa de sus hijos. A veces da ganas de adelantarse. Jjjj Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Tienes toda la razón aunque si que es cierto que a veces cuesta!! Feliz semana

    ResponderEliminar
  4. Muy difícil lo tienen algunos padres hoy día. He visto algunas rabietas de críos muy pequeños y no podía creer lo que veía....terminan por dar la razón al niño la tenga o no con tal de que se calle.
    Ójala aprendan de tus consejos.
    Besos.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.

Copyright © El diario de las dudas.

Designed by ScreenWritersArena