Blog de psicología y reflexiones para mujeres inquietas. Consejos y reflexiones para padres de adolescentes

viernes, 9 de enero de 2015

MAMA NECESITA AYUDA



DELEGAR-TAREAS-HOGAR


Ayer me encontré a mi amiga Teresa. Hacia días que no la veía ya que ha encontrado un trabajo por la mañana y nuestros horarios ya no coinciden. Esta contenta por el trabajo, aunque no sea exactamente lo que buscaba, pero se quejaba por ir agotada. Su casa, trabajo, hijos...., lo de siempre, intentar llevarlo todo para adelante. Reconoce que necesita ayuda en las tareas del hogar. Teresa es la orgullosa madre de dos jóvenes, una pre adolescente y una adolescente, ambas son buenas estudiantes y nada conflictivas, pero como en los últimos años mi amiga ha estado en casa, ella se ha hecho responsable de las tareas del hogar. Así, toda la familia se ha acostumbrado a que mamá se encarga de la mayoría de cosas. Mamá donde está....., mamá que hay de comer..., mamá necesito. ¿Os suena a alguna o alguno,verdad?. La raíz del problema está en no saber delegar, no les exigimos que nos ayuden en casa a los demás miembros de la familia y por no discutir, pretendemos llevarlo todo a cabo, con las consiguientes consecuencias, de cansancio, falta de tiempo para nosotr@s, para la familia, etc. Pretendemos ser supermamá o superpapá (aunque en menos casos). 

Si queremos cambiar, primero tendremos que cambiar nosotr@s. Empecemos por reconocer que no somos humanos y no podemos ni hacerlo todo, ni estar en todas partes, aunque a veces lo parezca. A continuación aprended a delegad, exigir responsabilidades dentro del hogar a los hijos. Ya se que los cambios son difíciles, supone un reto para toda la familia, pero a la larga tendrá consecuencias positivas no solo para nosotr@as, si no para nuestros hijos porque les enseñara a ser responsables, a trabajar en equipo, a ayudar a sus mayores y hacer las tareas de la casa, cosa que cuando llegue el momento de independizarse agradecerán.

Pero, ¿como consigo todo esto?. No es sencillo, te tendrás que armar de mucha paciencia y persistencia.
Lo primero es hablar toda la familia sobre el cambio que se propone, escuchar todas las opiniones, e intentar consensuar como se va a llevar a cabo. Recordar, es un cambio que afecta toda la familia, todos deben estar implicados, padre, madre e hijos.
Delegar tareas según edad, no vamos a hacer responsable de la plancha al niño de cinco años, seria peligroso para él y para la ropa. ^-^
Hacer un planing de las tareas que le corresponde a cada uno esa semana, así no pondremos la excusa de no recordaba que me tocaba.

Cada uno sera responsable de su espacio. Los niños del orden, limpieza, camas...de sus habitaciones. Los padres de las suyas.
Las zonas comunes se consensuara como se repartirán, dependerá de la familia. Según edades se deberá repartir tareas.
Todo esto debe quedar perfectamente establecido.

Durante la reunión se pueden encontrar protestas y negativas. Debéis manteros firmes y claros en vuestros propósitos. Ser sinceros, mamá y papá necesitan ayuda para que todo siga funcionando, somos humanos y no se puede con todo. Se puede negociar los detalles, pero el hecho de que a partir de ahora todos tendrán sus obligaciones no. Antes de convocar la reunión familiar, la pareja debéis  hablar sobre este tema para presentar un frente común. Si un miembro de la pareja no esta de acuerdo, será difícil llevar a cabo esto, aunque no imposible. 
Una vez establecidos las nuevas responsabilidades de cada uno, adelante.

Os encontrareis resistencias, no siempre, pero es lo más normal. No se hará lo establecido, habrá peleas, despistes. ¿Cómo se resuelven?. Recordandoles cuales son sus obligaciones, sin gritos, con tono firme. Y desde luego NO haciendo nosotros las tareas asignadas. Es la más fácil para evitar discusiones, pero no conseguiremos nuestro objetivo. Recordad sus habitaciones son responsabilidades suyas, si no están ordenados y limpias es problema de ellos. Hay que hacerse una coraza y admitir que eso es así, si no hay vasos limpios,  fregare uno para beber yo y los demás que se busquen la vida. Os parece imposible hacerle eso a vuestros hijos, recordar que no le estáis haciendo ningún mal, al revés le estáis enseñando.
Otro pensamiento que nos puede venir a la cabeza es que pensarán los demás de mi como madre o padre y como ama de casa. Ese es problema de los demás, tu te has marcado un objetivo y debes mantenerte firme si quieres que los cambios se produzcan.

Empieza delegando poco a poco, se realista no les pidas de la noche a la mañana que lo hagan todo. Empieza por ejemplo por sus habitaciones y sus cosas y que se hagan responsables fregar o poner el lavaplatos, recoger la cocina, etc.

Establece pequeñas premios para la familia, para recompensaros por los objetivos conseguidos. Solo si los conseguís. Algo que os guste hacer en familia. Una excursión, salir de paseo por la ciudad, cine..... Un esfuerzo merece una recompensa.

Reconocer los esfuerzos de vuestros hijos, cuando lleven a cabo las tareas asignadas. A todos nos agrada que nos reconozcan nuestros esfuerzos. Un comentario, sin exageraciones. Un muy bien hecho, me gusta como has dejado tu habitación,....

Recuerda toda cambio conlleva un esfuerzo y tiempo, no lo conseguiréis en un día o dos. Así que animo, adelante. Con paciencia y firmeza seguro lo consigues. 

Nota: aunque hable de mamá, ya que seguimos siendo las encargadas del hogar en muchos casos, esto vale también para los papás.





SI OS HA PARECIDO INTERESANTE COMPARTIRLO. GRACIAS


RECORDAR EL CAMINO SE HACE MÁS LIVIANO CON UNA SONRISA
SI TE GUSTA COMPARTE  ESTE POST


4 comentarios:

  1. Tendría que imprimir este texto, y plottearlo para empapelar una pared. Quizás la del dormitorio de mi hijo...Gracias por este post. Es tan difícil cambiar los patrones establecidos de conducta que a veces terminamos por naturalizarlos y somos nosotras las que más nos resistimos a cambiar. Besos!

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno! en casa estamos tratando de establecer esto pero es muy lento el proceso. Igual mis 3 hijas se repartieron algunas tareas que les pedimos en la semana e hicieron una planilla muy bonita pero todavía les cuesta llevarla a la práctica. Seguimos intentando...

    ResponderEliminar
  3. Me he sentido totalmente identificada con el post: con la reunión de todos los miembros de la familia, en la que nos tocó escuchar todo tipo de protestas (y todavía las escuchamos) del estilo de "es que mi hermana no hace esto" o "entonces ¿qué va a hacer él? ¿sólo eso?"... En fin, para que contarlo. Pero es totalmente cierto que tienes que hacer de tripas corazón, y si no ves el suelo todo lo limpio que debería estar, porque barren sin ganas, pues te aguantas, intentas corregir un poco, pero te aguantas, porque como lo hagas tú otra vez todo, estás perdida! Lo puse en práctica desde que eran muy pequeños, y aunque todo el mundo me hacía sentir culpable (especialmente las abuelas), hoy día todo el mundo se admira de cómo trabajan en casa. Así que, chapó! Un beso!

    ResponderEliminar
  4. estoy totalmente de acuerdo , no se da valer el trabajo del hogar

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.

Copyright © El diario de las dudas.

Designed by ScreenWritersArena